CONSTITUCIÓN OCULTA DEL SER HUMANO

Hace tiempo que quería publicar este artículo, pues es uno de los pilares básicos para la compresión del esoterismo en general. Bajo el tema principal de los vehículos ocultos del ser humano o constitución septenaria, vamos a tocar muchos temas, temas en los que recomiendo que toda persona realmente interesada investigue por su cuenta, pues sé, que para muchas personas que recién empiezan o solo curiosean le van a sonar como algo muy fantástico, en ese caso le recomiendo que no cierre su mente a lo desconocido, sino que disfrute de este viaje sin prejuicios, con los ojos de un niño, que investigue, abra su mente. Por mi parte solo decirle a aquellos que realmente quieran comprobar lo que se expone, tengan paciencia y amolden su mente, pronto tendrán la oportunidad de empezar a comprobarlo…

Vamos a ver como el esoterismo comprende al ser humano, para ello pasaremos desde la milenaria India hasta nuestros días, pasando por Tíbet y Grecia, pues hay algo que nos puede servir de guía en nuestra búsqueda, aquello que es verdad, tiene que estar en todas las culturas de todos los tiempos permaneciendo como pilar esencial en todas las filosofías y religiones, comprendiendo que aquello que las enfrenta, es probable que se deba a interpretaciones y mutilaciones producida por el paso de los años o por estar amoldada a distintos tiempos y culturas, pero todo lo que parte de la misma VERDAD INMUTABLE tiene como esencia lo Universal:

Los cristianos dicen que el hombre se compone de:

  • Cuerpo   –>  Parte Material y energética.
  • Alma   –>  Mundo emocional y Mundo mental.
  • Espíritu   –>  La parte inmortal, Dios en nosotros.

Los Influidos por Oriente:

Personalidad, parte mortal, los 4 elementos

  • Etero- Físico   –>    Cuerpo Físico y éteres.   (Tierra)
  • Prana   –>    Parte energética.   (Agua)
  • Astral   –>    Mundo emocional.   (Aire)
  • Mental   –>    Mental Inferior o concreto.   (Fuego)

El EGO, nuestra verdadera naturaleza, nuestra parte inmortal, la Tríada:

  • Manas   –>    Mental superior o abstracta   (Hijo)
  • Budhi   –>    Intuición, conocimiento directo   (Espíritu Santo)
  • Atma   –>    Voluntad Pura, el YO   (Padre)

Los Kabalistas:

Para estos haremos un artículo propio.

VISIÓN DE LA TEOSOFÍA:

Haremos ahora, un breve viaje a la India para explicar un poco la llamada constitución septenaria y su supuesta procedencia:

En la India nos hablan sobre el viaje del Alma, nos dicen que actualmente hay una oleada de vida (cierto número de almas) que está viviendo la experiencia como seres humanos (la actual humanidad, o sea nosotros) pero que no siempre tuvo este estado evolutivo.

Antes de la manifestación solo estaba en lo UNO, no existía nada más, en verdad ni este, pues solo estaba en potencia (inmanifestado), pero cuando Bhrama expiró (El Big Bang) se creó la manifestación y con ella la aparente multitud, y nuestra conciencia que antes era UNA se comenzó a separar de la fuente y a dividirse. Aquí empezó el llamado periodo de Involución, nuestra conciencia se separó cada vez más de la fuente hasta quedar totalmente cegada y encerrada en la materia.

Actualmente estamos en periodo de Evolución, donde nuestra conciencia se va despegando de la materia y comienza el llamado “camino de retorno” la vuelta a lo UNO (llámese esta como: la fuente, Dios, la causa sin causa o como se conciba el principio de las cosas).

Nos cuenta esta antigua tradición, que ya hemos pasado por varias fases de evolución, en la primera, nuestras almas estaban totalmente encerradas en la materia (Etero-Físico) y pertenecíamos al llamado Reino Mineral, no es que fuésemos exactamente igual al actual reino mineral, pero si vivíamos experiencias análogas. Allí fuimos sometidos a ciertas pruebas relacionadas principalmente a presión y temperatura, entre otras.

Cuando nuestra alma aprendió lo suficiente, dio un paso evolutivo, estas almas ya no reencarnaban en el reino Mineral, sino que paso a pertenecer al siguiente Reino, El vegetal. Ahora ya habíamos individualizado el plano material y el energético o Pránico. Aquí nuestras almas tenían que vivir otras experiencias y superar otras pruebas. Una vez que nuestra oleada de vida, “aprendió” lo suficiente, conquistó el siguiente vehículo, el Astral, ya estamos preparados para comenzar a convivir con nuestro mundo emocional y empezamos a pertenecer a algo análogo a lo que hoy conocemos como el Reino Animal.

Y cuando estuvimos preparados, individualizamos nuestro vehículo mental, y aquí es donde nos encontramos ahora dentro del Reino Humano. Nuestra conciencia ha podido llegar hasta aquí y produce estos cuerpos al encarnar, que si nos fijamos, es la síntesis de los pasados, tenemos minerales, como hierro, calcio, sodio… tenemos flora bacteriana, cuerpos e instintos animales, etc.

Esto también nos hace comprender que aún nos falta mucho que evolucionar para volver a lo UNO. Cuentan que lo máximo que podemos llegar a evolucionar como seres humanos (y unidos a la materia) es hasta el estado de Buda o hasta que se llega a la llamada Iluminación, que es cuando nuestra conciencia deja de residir en los 4 planos inferiores (E.F-Prana-Astral-Mental) y reside o alcanza Atma.

Aunque nos cuenta esta tradición, que toda evolución es solo un problema de conciencia, pues en potencia ya somos todo lo que seremos, pues ya poseemos Atma, solo que no hemos elevado la conciencia hasta ese vehículo, nuestra conciencia está siempre ocupándose del cuerpo con sus deseos y molestias como el hambre, sed, dolor, etc. O en el astral con sus pasiones, instintos, emociones o perdido en el laberinto mental de pensamientos que nos pierde en lo que llaman Maya (Ilusión) y por ello no podemos acceder a los planos espirituales, porque el cuerpo o mejor dicho, los elementos, están siempre llamando nuestra atención…

En Tibet cuentan a los niños un breve cuento que explica muy bien esto, y dice así: Imagina que la conciencia de la persona está en una gran fiesta, donde hay mucha gente bailando, gritando y haciendo mucho ruido. En el centro de esta gran fiesta allí donde nuestros oídos no pueden llegar por el ruido que hace esta gente y donde nuestros ojos no llegan por la cantidad de gente que lo tapa, hay sentado un pequeño niño de oro, este niño representa nuestro YO profundo. Este niño es “la voz del silencio”, nuestro “maestro interior” la voz o los digtados nuestra Divinidad, y siempre habla, pero no podemos escucharle, pues hay mucho ruido…

Esta fiesta, está siempre en nuestro interior, nunca cesa, y por eso no podemos escuchar a ese niño de oro que siempre nos habla. La gente de fiesta haciendo mucho ruido, son nuestras pasiones, nuestra conciencia siempre está ocupada por los elementos, ahora tengo hambre, nuestra conciencia se va al cuerpo, ahora me pongo a pensar en el pasado, la conciencia va al mental, por pensar en el pasado me viene tristeza, mi conciencia al astral, ahora me duele un pie, mi conciencia al físico, ahora pienso en el futuro, mi conciencia al mental, por pensar en el futuro me viene miedo, mi conciencia al astral, ahora estoy cansado… y así se nos va la vida sin poder saber si quiera que existe ese dorado niño de Oro…

Nos cuenta Tíbet, que hemos de poner Orden en los elementos, dominar nuestras pasiones para poder callar tantas voces, parar esa fiesta caótica, hacer silencio y solo así podremos ir a sentarnos tranquilos con ese niño de oro, escucharle y conversar con él…

Volvamos ahora a la India para ver como explican ellos esto de dominar a los elementos para alcanzar ese niño de oro:

En India, nos dicen (esto es extraído de Mahabaratha, véase Bhagavad Gita, del cual explicaremos su simbolismo en otro artículo) que el hombre es como el auriga que va en un carro tirado por 4 caballos, estos caballos son los 4 elementos, la personalidad, E.F-Prana-Astral-Mental…

Nos dice que en el ser humano normal, los caballos hacen lo que quieren, cada uno tiene voluntad propia y cada uno va por un camino distinto y lo por tanto, no va a ningún sitio, pues como los caballos mandan y el YO no puede dominaros y no puede avanzar (es esclavo de los elementos), ni ir a donde realmente quiere ir. En el carro con el auriga, está Krishna (En India a los Dioses se los representa se color Azul) él representa a este niño de Oro que nos hablaban en Tíbet, y Krishna siempre le esta diciendo a Arjuna (Nosotros, el auriga) a donde tiene que ir, pero como con tiene control sobre los caballos (los elementos, personalidad) no puede ir…

Una vez más vemos como el acceso a los planos espirituales, pasa por el dominio de los elementos, SOLO QUIEN ES DUEÑO DE SI MISMO PUEDE EVOLUCIONAR ESPIRITUALMENTE. Y evolucionar espiritualmente es elevar la conciencia hasta nuestra verdadera naturaleza, pues YA SOMOS.

Ahora viajaremos a la Grecia clásica, a la inscripción del Oraculo de Delfos, donde estaba escrito: “conócete a ti mismo y conocerás al universo y a los Dioses”. Pues cuando conocemos nuestra Divinidad, conocemos a La Divinidad.

Siguiendo en la Grecia, vemos que lo explicado hasta ahora lo encontramos también en Platón, en su alegoría del carro alago, en su tratado llamado: el Fedro, y como hemos mostrado al principio de este articulo, también los Cristianos en su clasificación de Cuerpo, Alma y Espíritu, están estos 7. Y así vemos la misma concepción del ser humano desde la noche de los tiempos con la Sabiduría India, hasta hoy en día. Conocimiento que mas se pierde mientras más materialista se hace la sociedad en la que se vivimos.

Hablemos ahora un poco más de los elementos, para seguir el consejo del Santuario de Delfos:

Ahora nos centraremos en los 4 elementos, la personalidad, pues es con la que convivimos y la que ha de se conocida y dominada, osea, que respondan a nuestra voluntad, para que en vosotros reine el verdadera Yo y no muchos yo’s falsos (personalidad, máscara).

A partir de ahora llamaremos a estos 4 principios de la siguiente forma: 

1.- Cuerpo Físico  –>  (Etero físico, E.F, la parte material conocida y éteres)

2.- Prana  –>  (Energía-Vida, Qi)

3.- Astral  –>  (Emocional y vehículo físico sutil formado de materia astral)

4.- Mental  –>  (Mental concreto o inferior, mente de deseo y vehículo formado de materia mental)

CUERPO FÍSICO:

Es el cuerpo tal y como lo conocemos y vemos, con su sistemas óseo, circulatorio, digestivo, etc. El que vemos cuando nos miramos al espejo.

Es el cuerpo más denso, tiene el estados de materia que conocemos y desde ahí la materia pasa a ser más sutil, de forma que los siguientes vehículos no son ni visibles ni palpables.

Para entenderlo mejor vamos a ver al Etreo-Físico, que es el único que comienza en sólido y palpable hasta sutil e imperceptible.

Cada principio o cuerpo, se divide a su vez en 7 sub-cuerpos y cada uno de materia más sutil:

  • Cuerpo Etero-Físico (E.F) con sus 7 sub-cuerpos y sus niveles de sutilidad progresiva de la materia:

E.F – E.F                          Sólido

E.F – Pránico                  Líquido

E.F – Astral                    Gaseoso

E.F – Mental                  1º Eter

E.F – Manas                  2º Éter

E.F – Budi                       3º Éter

E:F – Atmá                     4º Éter

EL PRÁNICO:

El pránico es el único de los 4 que no es un cuerpo utilizable con los otros, a este hemos de verlo más bien, como el depósito de energía que usan los otros 3 cuerpos para funcionar, entender esto es importante y puede sernos de mucha utilidad en nuestro día a día.

Sabemos que, si nos pasamos un día entero haciendo ejercicio, acabamos agotados, porque el E.F ha gastado toda la energía que el pránico tenía disponible para ese día y el resultado es que tenemos sueño, claro, pero no solo esto, sino que ya no tenemos energía para lo emocional ni lo mental, sigamos con ejemplos para entenderlo mejor:

Si por algún motivo, por ejemplo, nos deja la pareja y nos pasamos todo el día llorando, acabamos agotados, ¿verdad? Porque nuestro cuerpo astral ha gastado el cupo de energía, de Prana en sentir. También sabemos que, si estamos de exámenes y nos pasamos todo el día estudiando, también nos sentimos agotados, ¿cierto? Esto es porque nuestro cuerpo mental fue en esta ocasión quien gasto la energía.

Si entendemos esto, podemos jugar con ello en nuestro beneficio: Ejemplo, si me ha dejado la pareja y estoy sufriendo, voy a hacer mucho ejercicio, así (además de secretar endorfinas) gasto la energía por el físico y no quedará tanta para sufrir por la pérdida, ¿se entiende? Mientras más nos conozcamos mejor nos dominaremos.

Comentar también, que aquí es donde están los chakras, y estos son los órganos de nuestro  vehículo Pránico, al igual que nuestro cuerpo físico tiene órganos (pulmones, riñones, hígado, etc) nuestro cuerpo energético también los tiene (chakras) como también los tiene, el cuerpo astral y mental.

Como se puede observar son siete y pueden ser relacionados con el tema que nos ocupa. Ya hablaremos en otra ocasión sobre los números y veréis como todo está relacionado.

CUERPO ASTRAL:

El cuerpo astral por propia inercia tiene la misma forma que el cuerpo físico, a la visión clarividente se ve sobresalir un poco del físico, este cuerpo está formado de materia Astral, esta materia fue cogida de la materia astral de la tierra (el planeta Tierra también tiene un cuerpo astral, “Así como es arriba es abajo y así como es abajo es arriba” toda la manifestación son una patrones que se repiten) y cuando muramos volverá a la Tierra, de este cuerpo se produce lo que llamamos emociones, pasiones, sentimientos, etc… Y su voluntad es pasarse todo el día sintiendo.

Si el cuerpo físico es de polaridad positiva, este es de polaridad negativa, mientras estamos despiertos, están juntos, trabajan juntos, pero el uno desgasta al otro en su funcionamiento, cuando estos cuerpos se han desgastado mucho sentimos lo que llamamos sueño, para que puedan separarse y recuperarse hacemos lo que llamamos dormir.

Si esta separación la hacemos de forma consciente, viviéremos lo que llamamos un desdoblamiento astral, ¿pero que es un desdoblamiento astral? es llevar nuestra conciencia al vehículo astral y salir del cuerpo físico (el físico está durmiendo) y podremos movernos por el cuerpo astral del Planeta, pero no podremos salir de este, pues nuestro cuerpo astral solo puede moverse dentro de materia astral, por lo tanto, podremos movernos por todo el planeta a voluntad, pues el vehículo astral de la Tierra ocupa todo el planeta y le sobresale bastante. Para que os hayáis una idea, existe un cuento ocultista de una persona que estaba en el astral y se dio la casualidad que en ese momento, el planeta Tierra y la Luna, por sus respectivos movimientos estaban muy cerca de forma que los vehículos astrales de la Tierra y de la Luna se tocaban, y fue a investigar a la Luna, pero mientras estaba allí los cuerpos astrales de los astros se separaron y no pudo volver a la Tierra y por ende a su cuerpo físico, resultando con un fatal resultado a este explorador.

Mas allá de este cuento, los viajes astrales no suelen ser peligrosos, y mucho menos si sabemos lo que hacemos. En próximos artículos, os explicaré el entrenamiento para poder ir al astral de forma segura, pues recordad que el esoterismo, no es ni fe, ni dogma, todo lo que se aprende ha de ser practicado, sino caemos en la fe del ignorante, que fácilmente nos lleva al fanatismo y esto es contrario a la sabiduría.

Para terminar los comentarios del astral, solo hacer una aclaración que ya se habrá deducido, muchas de las cosas que voy compartiendo, han estado siempre en secreto y comentadas solo bajo símbolos para que quedase oculto. Para aquellos buscadores que han leído tantos libros de gente como Eliphas Levi, Papus, Martinez de Pasculli, Teosofía, etc.. aclarar lo siguiente, el llamado Plano Astral o Luz Astral, no es más que el vehículo astral del planeta. Ya hablaremos de esto, pues necesita un articulo propio para ser medianamente comprendido, pues estamos acostumbrados al plano físico y el astral es parecido a lo que conocemos como imaginación, pero una forma de imaginación creativa que accedemos a través de la nuestra pero estaría más allá, en la grupal, y que no tienen nada que ver con la llamada fantasía… bueno, como veis da para un articulo propio…

CUERPO MENTAL:

El cuerpo mental, está compuesto de materia mental, un tipo de materia más sutil aún que la emocional o astral, también podemos proyectarnos fuera del cuerpo físico, con nuestro vehículo Astral y mental juntos, que además es la forma más segura y coherente de hacerlo, a esta proyección se le suele llamar “Soul Travel” o viaje del alma. Aunque para ir más allá del plano astral o cuerpo astral de la Tierra solo podemos ir con el vehículo mental, con este sí que se puede salir del Planeta, pero bueno, esto nos pilla aún muy lejos y no nos es útil por ahora.

EL ASTRAL Y EL MENTAL:

Estos dos cuerpos se dicen “van de la mano”. Como hemos dicho, en la naturaleza todo está unido y trabaja junto, no hay nada totalmente separado, esto se puede entender, por ejemplo, cuando expliqué los sub-cuerpos del Etero- Físico, que cada sub-cuerpo era se relacionaba con el cuerpo siguiente, o como algo causado en el astral se manifestaba en el físico en forma de secreción química. Bien veremos ahora un poco más de estas relaciones.

Astral y mental van de la mano y saberlo nos ayuda a controlarlo, veremos unos ejemplos…

Cuando el astral baja (tenemos malas emociones) el Mental baja (nos produce malos pensamientos), y al bajar el mental alimenta o fomenta mantener al Astral abajo, en un círculo vicioso, esto mantenido en el tiempo puede producir el llamado “tirar la tolla” y termina en depresión…

Hemos de saber que, si el astral baja, bajarán también los pensamientos, igual, si bajan los pensamientos bajarán también las emociones. ¡Pero esto funciona también a la inversa! Si tenemos un mal día, lo que tenemos que hacer es elevar las emociones y los pensamientos le seguirán o lo que es aún mejor, pues es más poderoso, elevamos los pensamientos y se elevarán las emociones, ya sea por recordar bellos momentos, coger buenas lecturas, etc. Y podremos mejorar nuestro estado. Y si por falta de practica aún no nos sale, pues vamos a hacer ejercicio para gastar Prana y nos será mucho más fácil;)

Espero lo expuesto os haya sido de vuestro interés y o pueda ser útil, si tenéis preguntas o queréis aportar más información al presente artículo os animo a hacerlo, por mi parte pongo el tiempo del que pueda disponer a vuestro servicio. De la misma forma os invito a proponer temas que puedan ser de vuestro interés.

Sin más un fuerte abrazo y !Nos vemos en un próximo articulo de Mundo Esotérico!

¿Quieres hacer tus comentarios sobre el artículo? Visita este hilo en nuestro foro

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo...

...y apúntate a nuestro newsletter