KARMA Y DHARMA

Cuando miramos al Cosmos, no podemos hacer menos que maravillarnos por su complejidad, su coordinación y su armonía, todos esos mecanismos internos que hacen posible que se haya podido dar la vida tal y como la conocemos y pueda mantenerla y hacerla evolucionar para que cada vez sea mejor y más eficiente. Esta realidad se sustenta sobre dos pilares llamados Karma y Dharma.

Si observamos, podemos apreciar la homeóstasis en nuestros cuerpos, la cual permite su correcto funcionamiento, vemos también como la naturaleza crea ecosistemas, donde cada ser tiene una función para la perfecta convivencia y desarrollo de todos los seres vivos que la componen. Podemos ver como esta misma homeóstasis o ecosistema, existe también en el espacio exterior, con sus planetas, sus satélites, sus sistemas solares, sus constelaciones, etc. También los observamos a nivel molecular, atómico y subatómico…

Espacio hombre

 

Todo se interrelaciona con su medio interno y externo dando paso a la existencia y mantenimiento de estructuras más y menos complejas con las que trabaja y esto solo es posible, gracias a que cada cosa, cada estructura y cada ser, tiene un sentido de la existencia, un sentido de la vida. Su existencia viene precedida por una CAUSA y esta causa se manifiesta por medio de una Leyes que la traen a la existencia y las hace ser de una determinada forma y con unas determinadas cualidades para que pueda cumplir su cometido.

Aquí vemos porqué los antiguos decían que todo es UNO, no solo porque todo salió de lo Uno y volverá a lo Uno, sino, porque seguimos siendo lo Uno, de la misma forma que yo puedo decir, yo soy yo, como uno, incluyendo todos los átomos, moléculas, estructuras y sistemas que me componen. De la misma manera,  el Universo puede decirlo y me incluye a mí, a los planetas, Galaxias, etc. que lo componen pues, los antiguos cuando le pusieron este nombre ya conocían esto: Uni-Verso, significa: Un Verso. ¿recordáis lo que dicen muchas religiones y filosofías? “Primero fue el Verso” o la Palabra según tradición. Esto es, una Voluntad consciente en acción (De Dios, lo Uno o como se quiera llamar este principio, que como vemos es inteligente). Que produjo la manifestación, con sus distintas partes o estructuras, cada una con un objetivo propio, para componer otras de más complejas. Esto es lo que en Esoterismo llamamos la Mente de Dios, inteligencia Divina, Plan Divino o la Mente Universal y que el Ocultismo se conoce como: LEY UNIVERSAL.

En el Ocultismo oriental, el conjunto de todas estas Leyes o Ley Universal se llama DHARMAN, y cada una de estas aplicaciones se llama DHARMA.

 

Rueda del Dharma

 

Bien, comprendido ya que es el Dharma, veamos ahora el Karma:

El Karma, es la Ley hermana del Dharma, la llamada Ley de acción y reacción suyo objetivo es el cumplimiento del Dharma. Como hemos visto, y sin pasar a considerar las infundadas teorías de las mentes materialistas que consideran que no hay un sentido de la vida, que no hay una inteligencia detrás de todo que guía y dirige, que piensan que todo es caótico, casual y sin sentido, diremos para no extendernos demasiado, que si un átomo no siguiera unas leyes o dictados preestablecidos, no podría formar otras estructuras más complejas. Y si no se mantuviera constante en su cometido este átomo las estructuras formadas por él desaparecerían por lo que otras más complejas aún no tendrían cabida y mucho menos las formación y mantenimiento de Universo.

El Dharma del ser humano, pasa en alanzar la perfección (Todo en el universo tiende a su propia perfección, por medio de la evolución) pasando por lo que en oriente llaman la Iluminación, hasta volver a lo Uno. Donde la Manifestación desaparecerá para volver a la completa perfección de Todo lo manifestado, volviendo a un momento análogo al momento de antes de la Manifestación o Big Bang. Es lo que en la India llama las respiraciones de Bhrama con sus espiraciones: Mamvantara (Manifestación a través de las formas)  y sus aspiraciones: Prayala (época de disolución en lo Divino). En los llamados Ciclos Cósmicos. Bueno ya nos hemos vuelto a ir demasiado “arriba”, volvamos…

Centremos en lo que más nos debe importar, que es en lo que nos afecta, en nuestras vidas y su sentido. Ya nos preocuparemos de cosas más grandes cuando nuestra conciencia alcance niveles más elevados.

Como decíamos el sentido de nuestra existencia actual es la evolución, hacia la perfección humana, que no es otra cosa que recuperar nuestra Divinidad “perdida” al entrar nuestra conciencia en la materia.

 

Evolución espiritual

 

Cada uno de los vehículos que componen al ser humano tiene sus objetivos y leyes que le son propios “véase: Constitución oculta del ser humano”.

La ciencia estudia la evolución del vehículo físico, Cuya evolución , es ser mas eficiente con su entorno físico e ir encarnando en diferentes cuerpos que permitan distintas experiencias que nos permitan ir evolucionando o ir despertando la conciencia. Y vemos teorías como la de Darwin, hoy ya bastante descartada, la antropología, la psicología, viendo esta evolución también en la psique del ser humano. Pero el ocultista, comprende que tanto el cuerpo físico, como el energético, emocional y mental, son solo “aquello” que usa el Espíritu, para manifestarse en la materia, algo así como un “traje” material que usa para poder estar e interactuar con lo material (y sabe que la verdadera evolución sirve a lo espiritual, que estos cuerpos evolucionan para una mejor experiencia del Alma para alcanzar el Espíritu). Por ello, los antiguos llamaron a esto personalidad, que significa: Máscara. Pues enmascara al Yo, a lo que verdaderamente somos, el Espíritu. Que no se creó en nuestro nacimiento físico y no morirá en nuestra muerte física. Solo ha habitado ese cuerpo físico, para venir al plano físico. De la reencarnación, hablaré en un artículo propio. Por ahora, solo pediría a aquellas mentes de tendencia materialista, que no se cierren completamente su mente a la reencarnación y que como mínimo han de aceptar que no saben que pasará después de la muerte, no se cierren a esta idea, ni se casen con otra. La primera Ley de quien busca saber, es aceptar que no sabe.

Como todos sabemos nuestra conciencia está en la personalidad, en los llamados elementos. Nuestro Dharma para llegar a Ser, para ir acercándonos a lo UNO el Dharman, pasa ahora por llegar a la llamada Iluminación (o Krestos = Cristo; Jesús el Cristo, el Dorado, el resplandeciente, el Iluminado) Para esto debemos llevar nuestra conciencia a nuestra propia Divinidad, dominando los elementos de la personalidad.

¿pero si tenemos un Libre Albedrío, como puede ser que irremediablemente me dirija al Dharma?, ¿pues yo puedo elegir ir en contra y no llegar a la iluminación? Pues aquí entra el Karma. El karma es el maestro de Vida, creador de la dualidad, nos tambalea por ella hasta dirigirnos a la Meta, el Dharma. El Karma no es el castigador, es el Maestro. Cuando somos pequeños, hay muchas cosas que desconocemos, actuamos por impulso, por el simple, me gusta o no me gusta, me apetece o no. Pero a medida que vamos creciendo, nos vamos dando cuenta que nuestros actos tienen consecuencias, ¿cierto? Vemos que, si me estoy sacando una carrera y quiero graduarme, tengo que estudiar y trabajar. Si en vez de esto hago siempre lo que me apetece y no estudio lo suficiente, suspenderé y tendré que repetir curso, ¿correcto? Comprendemos que, si quiero algo, tengo que hacer otro algo en para conseguirlo. Vemos por ejemplo que vivimos en sociedad y para que esta funcione tenemos que vivir acorde a ciertas normas de convivencia, sino nos autodestruimos y no sería posible la convivencia, y como somos mejores y podemos conseguir más juntos, elegimos libremente seguir ciertas normas. Es por medio de prueba y fallo que vamos aprendiendo y consiguiendo aquello que deseamos y nos hacemos cada vez más efectivos en esa búsqueda hasta la conquista.

La tradición nos cuenta que igual que nosotros tenemos una inteligencia y con ella regimos ciertas cosas, la nuestra no es la única inteligencia que existe en el Universo, y que el karma está regulado por inteligencias que se ocupan de ello, su cometido es guiarnos hacia el Dharma por medio de hacernos vivir ciertas experiencias, que por haber actuado en contra del Dharma, nos pondrán en la situación contraria para que a través de la experiencia y frecuentemente a través del sufrimiento impacte en nuestra conciencia y nos induzcan al cambio, esto termina manifestándose en nosotros con la compresión de las leyes que aún se nos escapan, por la ignorancia propia de nuestro actual nivel de conciencia o evolutivo.

 

Existen varios tipos de Karma:

Karma Colectivo: Afecta a grupos, como puede ser un país, una familia o una empresa. De forma que, por ejemplo, si mi empresa hace actos ilegales o mi país entra en guerra con otro, aún en el caso que no haya formado parte activa de estos hechos podré sufrir las consecuencias por formar parte de ese grupo.

Karma personal: Es el Karma que afecta a una misma encarnación. Ejemplo, actúo de forma dañina con mi pareja o familia y al final termino solo y sufro por ello.

Karma Individual: Es el que afecta al “indiviso” al EGO, a nuestra verdadera naturaleza que encarna en distintos cuerpos y que según la ignorancia demostrada o lo que hayamos actuado en contra el Dharma, por Karma, naceremos en un lugar u otro, con unas cualidades u otras, etc.

 

Cuando se ha aprendido lo suficiente por medio de Karma y elegimos libremente seguir la senda de Dharma, esto es vivir según las leyes naturales y no en contra de estas (que no tiene que ver no la moral adquirida por la sociedad) nuestros actos no necesitan ser equilibrados, no producen una vivencia pendiente y futura a modo de enseñanza. Llegados a este punto nos liberamos de la Rueda de nacimientos y muertes en la materia, pues ya la habremos superado y ya no volveremos a esta.

Esta es un síntesis para no extenderme en exceso. Ahora os invito a participar en el FORO para poder preguntar o aportar más información o experiencias.

Un gran abrazo para todos los amigos de Mundo Esotérico, pronto más artículos, esperando como siempre que sean de vuestro interés y participéis aportando todo aquello que pueda ser útil.

¡Hasta pronto!

 

¿Quieres hacer tus comentarios sobre el artículo? Visita este hilo en nuestro foro

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo...

...y apúntate a nuestro newsletter