SIMBOLISMO DE LOS NÚMEROS

 

Existen varios idiomas llamados mágicos, estos son por ejemplo el hebreo, el griego antiguo o el latín. Las propias formas de los símbolos o letras representan ciertas “formas” ya manifestadas en el cosmos que por la Ley de igualdad o analogía “así como es arriba es abajo y así como es abajo es arriba” el uno obtiene el poder del otro. Por esto los encontramos por ejemplo, en talismanes.

Dentro de la tradición esotérica occidental, el hebreo es el más usado. Unas de las características de estos idiomas, es el hecho de que una letra representa un número y el número una idea:

A = 1 = Dios

Alfabeto hebreo

 

De la misma forma una palabra, una frase o incluso un párrafo tiene un significado oculto, pues pasa totalmente inadvertido al “profano” o no iniciado en la materia.

 

Por ejemplo:

podemos escoger una palabra, separarla por letras, cada letra es un número, estos números se suman y da otro número y el significado de ese número es el significado oculto de esa palabra. Esto se llama Gematría y así se han de entender por ejemplo las sagradas escrituras, recordemos que el antiguo testamento de la biblia cristiana donde más esoterismo encontramos, es la Torah (el libro de la Ley Hebrea y está escrita en hebreo).

 

 

Este es un tema amplio y apasionante, del cual esperamos que por su gran utilidad y aplicación estimulen al lector a profundizar más sobre el tema.

Ahora vamos a ver algo del simbolismo de los números, este es muy importante pues nos proporciona mucha información que permanece desconocida para quien no conoce su significado.

Recordemos que, aunque los números tengan un significado en apariencia bastante concreto, no es lo mismo considerar el número como unidad que acompañado de otros símbolos o sean complementarios a otros. Por ejemplo, cuando se conoce el significado de los números podemos obtener más información de los símbolos y mitos: Jesús y sus 12 apóstoles, ¿porque no 7, 15 o centenares? Las religiones suelen tener una trinidad como padre-hijo-espíritu santo, Osiris-Isis-Orus. Brahm-Shiva-Visnú, Ormuz-Mitra-Ahriman, porqué 3 y no otros…, comprender el significado de las estrellas (la de 5 puntas, la de 6…) porqué los Elementos son 4 y representan la personalidad, porqué repetir las cosas un número de veces durante un ritual, etc,

El significado de los números se explican tradicionalmente con los pasos de la creación y seguiremos este modelo.

 

El número 0

 

El Ser es eterno (Dios), pero este no siempre se encuentra manifestado (Uni-Verso), el 0 representa este momento antes de la manifestación, no es la nada, pues esta no existe. En este momento no hay nada en acción (que se produce por el desequilibrio) pero existe todo en potencia. En Kabbalah se reconocen 3 estados de este momento: Ain, Ain Soph, Ain soph Aur.

 

 

En numerología se suele representar con un circulo. El circulo es símbolo de lo infinito, pues no se le conoce ni principio ni fin. En este caso un 0 y en el momento de comienzo de actividad, el paso intermedio entre el 0 y el 1 con un circulo con un punto en el centro, como un foco motor de inteligencia que producirá el 1.

 

 

El huevo cósmico.

 

El número 1

 

El 1 es la primera manifestación de Dios, o de ese principio. Lo que en Kabbalah se conoce como Kether. Este es un absoluto, un absoluto siempre está en armonía porque no tiene polaridad, por ello no puede producir o crear.

El paso del 1 al 2, suele ser bastante oscuro y difícil de comprender, existen varias explicaciones de este momento, que lo Uno se refleja así mismo (lo UNO y su reflejo), o produce una sombra de si mismo de forma, el 1 y su imperfecta sombra hacen el 2, o el 1 que se quiere conocer a sí mismo, produciendo así el 2, 1 el observador y el objeto de observado, hacen el 2. En kabbalah se comprende como que la infinita Luz se concentra produciendo Kether (1), y como un estanque que llega a rebosar empieza a llenar Hochmah (2), después Binah (3) etc.

Siempre decimos que solo existe lo UNO y ahora podemos comprenderlo, antes de lo que la ciencia llama el Big Bang, estaba lo UNO todo en potencia, pero no manifestado. Cuando esto se concentro para formar Kether apereció ese primer impulso, pero solo había UNA cosa, llamale Dios, La Causa sin causa, etc. en la expansión o Big Bang ese uno se manifestó pero nunca dejó de ser ese UNO. La multiplicidad, la separación es solo aparente a nuestros sentidos. Esto es lo que en Oriente llaman Maya (Ilusión) y en Tibet la Gran Herjía de la separatividad.

Los números que se explican a continuación, no son reales en el estricto significado de la palabra, son solo las distintas emanaciones del UNO, o distintas fases de manifestación de ese UNO

Podemos afirmar también que el Uno es la Expresión más pura de Dios, El Inicio de todo.

 

El número 2

 

El 2 es la dualidad, todo lo manifestado lo hace porque existe el 2, este son los opuestos, es la desarmonía que produce el movimiento, del 1 a salido el 2, estos buscan volver a unirse pero no pueden, se atraen pero no se unen produciendo lo Uno, como tener en un vaso con agua y aceite, están unidos pero no se mezclan, aunque ocupan la superficie del vaso sin espacio vacío.

 

 

Son las 2 columnas del templo de Salomón (también forman parte del simbolismo Masónico) llamadas Jakim y Boaz. También, el andrógino (el hombre evolucionado que ha conquistado la dualidad), etc.

 

El número 3

 

Ahora estamos en el número 3, en el tercer paso de la creación, tenemos una Dualidad, tenemos un caos, para que la manifestación pueda hacerse tiene que haber un tercer elemento que lo equilibre y por lo tanto le da una unidad relativa, este elemento se produce por la acción del 1 y el 2. El 1 es el padre (el falo), 2 es la madre (La vulva) y 3 es el Hijo.

Es el número de la creación.

En el Taoísmo se dice, primero fue el 1, después el 2 y el 3, después del 3 vino el 1000 (simbolizando la creación).

La creación se hace en tres pasos, por ejemplo, si una persona va a crear algo son 3 fases, 1- lo pienso, 2- lo construyo, 3- La cosa construida.

El Yin y el Yang, hacen el TAO.

 

 

El Macrocosmos.

Su figura geométrica es el triángulo.

 

El número 4

 

Comienza la creación. Los antiguos decían que todo se componía de los 4 elementos, si miramos al ser humano (microcosmos) a reflejo de Dios manifestado el 3 (Macrocosmos), vemos que el 4 es la personalidad o máscara, porque culta el verdadero yo (el 3), estos elementos son Tierra = Etero-Físico; Agua = Energía-Vida, Prana, Qi, fuerza crístónica; Aire = Astral, mundo emocional o Cuerpo de deseo y Fuego = Mente, inteligencia, Manas, Osea el 4.

A partir del 3 se pueden crear cosas, por eso en el árbol de la Kabbala, existe el llamado abismo, que separa el Ser, de la creación o No-Ser.

 

 

Represeta al orden.

Su figura geométrica es el cuadrado.

 

El número 5

 

Su figura geométrica es el pentágono o pentagrama, su estrella es la de 5 puntas.

Se refiere al ser humano, la estrella de 5 puntas; 4 puntas son los 4 elementos y la 5 punta representa al éter o espíritu (el tres expresado como una unidad, recordar el misterio de la santísima trinidad, que son 3 en 1). Dios es 1 pero se expresa en forma de 3 o por medio de tres aspectos, por eso el 1 y el 3 pueden significar lo mismo, son 2 momentos “en el tiempo” de la misma cosa.

Su representación gráfica es un símbolo muy común y usado, y su significado representa cosas distintas según su posición:

 

 

Vemos el 4, la personalidad, lo terrenal, lo que nació con nosotros y morirá con nosotros, los 4 elementos y una punta que apunta hacia arriba (lo elevado) que es donde está el espíritu. Por lo tanto, este símbolo significa la supremacía del espíritu sobre lo terrenal o materia. Es relacionado con la magia blanca y el “sendero de la mano derecha” y muestra un deseo de ascender a lo elevado, de fundirse con Dios.

 

 

El pentagrama invertido significa lo opuesto, dos puntas miran para arriba, son signo de disputa, de dualidad, oposición. Los 4 elementos (yo inferior, personalidad o materia) están por encima del espíritu y este queda subyugado al yo inferior. Es la supremacía de lo terrenal sobre el espíritu y muestra de deseo de alejarse de Dios. Es representante del “sendero de la mano izquierda”

Este es un símbolo muy poderoso, durante el ritual menor del pentagrama lo creamos en el astral para limpiar nuestra zona de trabajo de seres y cosas indeseadas. Se dice que por medio de él se pueden controlar los elementos, (los seres, inteligencias y energías que habitan los elementos).

Recordemos que más allá de Yesod (el inconsciente) encontramos los símbolos, a ese nivel y más profundos ya no se usa el discurso sino el símbolo, este es conocimiento y orden y es comprendido por nuestro inconsciente y por los seres que moran esas regiones.

 

El número 6

 

Esta representado por la estrella de 6 puntas o la llamada estrella de David.

 

 

Aquí en verdad lo que tenemos son dos 3, dos triadas, una señala hacia arriba y la otra hacia abajo una unida a la otra, lo manifiesto y al manifestador unidos en armonía.

Representa la iniciativa, la resistencia en armonía y el equilibrio mágico.

 

El número 7

 

El número 7 también es un número de creación, el 1 se expresó bajo el 3 y pudo manifestar los 7 rayos. Observamos que es un número que se repite muchas veces en lo manifestado: 7 colores del arcoíris, 7 notas musicales, 7 días de la semana, etc…

Simboliza la armonía universal, la perfección, el hombre iniciado…

 

 

4 (manifestación, personalidad) + 3 (Espíritu, expresión de Dios) = 7

 

El número 8

 

Simboliza la materia y el ritmo. La realización.

La estrella de 8 puntas es la estrella del caos.

 

 

La caosfera es el símbolo de la magia del caos:

 

El número 9

 

La iniciación, los misterios Mayores de la antigüedad duraban 9 días.

9 meses tarda el feto en dar a luz.

Es el ejercicio del poder mágico.

El 9 es 3 + 3 + 3 = 9, el triángulo multiplicado por tres.

Su figura geométrica es el eneágono:

 

 

 

El número 10

 

Representa a Dios en toda su dimensión, el 0, principio no manifestado y el 1, principio manifestado.

Es la manifestación expresada en su plenitud. Las 10 sephiroths de la Kabbalah.

 

 

Es Dios y todas sus emanaciones (Sephiroths) hasta Malkuth, Todo el camino recorrido (Involución, y todo el sendero de evolución, retorno a Kether en consciencia)

1 y 10 es lo mismo. 10 es cuando lo uno se a manifestado a través de 10 emanaciones. 1 es Dios y 10 es Dios manifestado.

10 –> 1 + 0 = 1

 

¿Quieres hacer tus comentarios sobre el artículo? Visita este hilo en nuestro foro

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo...

...y apúntate a nuestro newsletter